La economía de fichas

economía de fichas

Es posible que hayáis oído hablar de la utilización de la economía de fichas en la educación de los hijos.
Y es muy probable que no sepáis muy bien en qué consiste. Por eso veo muy interesante dedicar un post a explicarlo de manera sencilla, como a mí me gusta, para que lo entienda la mayoría ;).

El término “economía de fichas” es una traducción de una expresión inglesa, token economy. Estas “token” eran las fichas que se utilizaban en lugar de monedas en máquinas expendedoras. Y en esta técnica podemos utilizar fichas, puntos, o lo que se os ocurra.

¿QUÉ NECESITAMOS PARA CREAR NUESTRA ECONOMÍA DE FICHAS?

  • Una lista con las conductas que queremos aumentar o reducir. Especificaremos además cuántos puntos o fichas ganan con cada conducta.
  • Las propias fichas o una tabla para ir apuntando los puntos. Si utilizamos fichas, es importante:
    • Que se entienda bien su valor.
    • Que sean fáciles de entregar a la persona que realiza la conducta.
    • Si son varios, por ejemplo dos hijos, deben ser distintas para que no se las intercambien.
    • Que tengamos suficiente cantidad y disponibilidad para poder darlas con frecuencia.
  • Los reforzadores o premios por los que se puede intercambiar las fichas o puntos.
  • Las reglas. Estableceremos las reglas al comienzo indicando los puntos o fichas que se obtienen por cada conducta, el valor de los premios y todo lo que estimemos oportuno. Según avanza el programa las reglas se podrán modificar si es necesario.

reglasLa economía de fichas será única y adaptada a cada persona ya que no todos tenemos los mismos intereses ni las mismas conductas que mejorar.

En el caso de que se utilice para varias personas, por ejemplo hermanos, debemos hacerlo equitativo, porque no sería justo que uno de ellos gane fichas por conductas que los demás ya realizan. Por lo tanto cada uno tendrá sus propias reglas.

También debemos tener en cuenta las capacidades de cada persona y premiar en función de éstas.

VALORACIÓN DE LA ECONOMÍA DE FICHAS

La economía de fichas tiene sus ventajas y sus inconvenientes, como casi todo.

Por ejemplo una de las ventajas es que se centra en incrementar conductas positivas en vez de intentar eliminar las negativas. Otra es que prescinde del castigo.

Como inconveniente puedo mencionar la atención que requiere, hay que estar muy pendiente y seguirlo a rajatabla porque de lo contrario su efectividad disminuye o desaparece.

Otro aspecto negativo es que el educando realice la conducta sólo en ocasiones concretas para conseguir un premio en un momento determinado. Para solucionar esto, debemos comenzar entregando fichas de manera frecuente para que vea los beneficios de realizar las conductas y más adelante ir disminuyendo las fichas progresivamente. Además podrán cambiar los premios. Todo debe quedar reflejado en la hoja de reglas que iremos modificando a lo largo del programa.

Esta entrada fue publicada en RECURSOS y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *