Ejercicio de autoaceptación

Os dejo un ejercicio para la autoaceptación, que es el primer paso para una buena autoestima. Aceptar algo no quita el poder modificarlo si no es de nuestro agrado o nos impide alcanzar lo que estamos buscando. Por ejemplo, puede que seamos un poco antipáticos o contestemos mal, entonces lo primero es reconocer que en algunas ocasiones somos antipáticos o contestamos mal para ser conscientes y poder cambiarlo por conductas más apropiadas como pensar las cosas antes de decirlas o ponernos en el lugar de la otra persona (empatía).

Este ejercicio consta de 4 partes y es del libro Cómo mejorar su autoestima de Nathaniel Branden. Recomiendo realizar los ejercicios escritos siempre en la misma libreta para poder acceder a ella cuando sea necesario. Además hazlos con tiempo y en un lugar en el que no te molesten. Vamos allá.
ejercicio autoaceptación

En una página escribiremos: A veces, al pensar en mi vida, apenas puedo creer que en una época yo…

En la siguiente página: Para mí no es fácil admitir que…

En una tercera página pon: No me resulta fácil aceptarme cuando yo…

Ahora completaremos las páginas con tantas cosas como se nos ocurran. Es el momento de recordar y escribirlo para ser conscientes y poder por fin aceptar. Recuerda que es un ejercicio para ti, que nadie te va a juzgar y que es un paso imprescindible para una buena autoestima.

Cuando hayas terminado, escribe estas frases y complétalas:

  • Una de mis emociones que me cuesta aceptar es…
  • Una de mis acciones que me cuesta aceptar es…
  • Uno de los pensamientos que tiendo a alejar de mi mente es…
  • Una de las cosas de mi cuerpo que me cuesta aceptar es…
  • Si yo aceptara más mi cuerpo…
  • Si aceptara más las cosas que he hecho… Si aceptara más mis sentimientos…
  • Si fuera más honesto acerca de mis deseos y necesidades…
  • Lo que me asusta de aceptarme a mí mismo es…
  • Si otras personas vieran que me acepto más…
  • Lo bueno de no aceptarme podría ser…
  • Comienzo a darme cuenta de que…
  • Comienzo a sentir…
  • A medida que aprendo a dejar de negar lo que experimento…
  • A medida que respiro profundamente y me permito experimentar la autoaceptación…

Me encantaría estar ahí contigo para hablar sobre lo escrito y ayudarte a aceptar, pero estoy segura de que con estas orientaciones avanzarás mucho y conocerás aspectos de ti y de tu vida que ni te habías planteado.

Esta entrada fue publicada en RECURSOS y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *