RELAJACIÓN PARA EL SUEÑO EN 4 PASOS

 

¿A quién no le ha costado dormirse alguna vez? A mí me ha pasado muchas veces, sobre todo cuando sé que tengo que dormir temprano para estar descansada al día siguiente porque tengo algún acontecimiento importante… o cuando estoy emocionada por algo… o cuando no paran de venirme ideas a la mente… Para esos momentos os voy a dejar los pasos a seguir para hacer una relajación rápida pero efectiva y conciliar el sueño.moon-478982_960_720

Primero apaga las luces y túmbate en la cama boca arriba. Procura tener todo preparado para no estar pensando en lo que te queda por hacer o levantarte a coger cualquier cosa (un vaso de agua si lo sueles tener para dormir, dejar la ventana abierta o cerrada, poner a cargar el móvil…). Ponte los cascos de tu mp3 con música instrumental suave que habrás preparado previamente.  Y vamos a ello.

  • Primero: haz varias respiraciones profundas
  • Segundo: estira todo tu cuerpo todo lo que puedas 15-20 segundos. Desde la cabeza hasta la punta de los dedos. Todo. Las manos, los pies, aprieta la mandíbula y los ojos… ¡Todo lo que puedas!
  • Tercero: vuelve a respirar profundamente y a medida que sueltas el aire comienza a relajar tu cuerpo de arriba abajo. Sentirás que cada parte en la que piensas pesa, que no la puedes mover, que no está en tensión. Empieza por el cuero cabelludo, sigue con la frente y cada una de las partes de la cara, la cabeza, el cuello… y así hasta que termines en las puntas de los dedos de los pies.
  • Cuarto: por último nota el aire que entra y sale de tu cuerpo con cada respiración. Nota como llega a todas partes. Si te fijas puedes incluso notar los latidos de tu corazón en la punta de tus dedos.

Espero que duermas bien después de leer este post, ¡felices sueños!

Esta entrada fue publicada en RECURSOS, RELAJACIÓN. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *