Tipos de crisis de ansiedad

En artículos anteriores hemos visto qué es la ansiedad y su valor adaptativo y los síntomas de una crisis de ansiedad. Es el momento de aprender a diferenciar los distintos tipos de crisis de ansiedad o ataques de pánico según cómo comienzan y qué los desencadena.

Podemos distinguir 3 tipos:

Inesperadas.

No están relacionadas con estímulos situacionales. Aparecen en situaciones que consideraríamos seguras, sin un motivo aparente que podamos identificar, por ejemplo en casa mientras vemos tranquilamente la televisión. El desencadenante de estas crisis es nuestra percepción de sensaciones corporales que consideramos amenazantes. Es muy probable que ni siquiera nos demos cuenta de que las estamos percibiendo, pero están ahí.

Crisis ansiedad inesperadas

Situacionales.

Aparecen cuando nos exponemos a ciertos estímulos o situaciones o cuando nos anticipamos a ellos. El desencadenante es el estímulo o situación en sí mismo, porque ya hemos sufrido algún ataque de pánico en situaciones similares o porque consideramos la situación como amenazante. Además también podemos ir pensando que nos va a dar, lo que se conoce como “profecía autocumplida”*.

Predispuestas situacionalmente.

Están más o menos relacionadas con ciertos estímulos o situaciones aunque no siempre existe esa asociación. Pueden aparecer durante la exposición o unas horas más tarde, o no aparecer. Por ejemplo, con un trastorno de ansiedad tendríamos probabilidad de sufrir una crisis al hacer un viaje en avión. Puede que tengamos la crisis justo antes de subirnos, o una vez dentro. O puede que estemos tranquilos y la crisis se presente a la mitad del vuelo. Incluso puede que aparezca cuando ya hemos terminado el viaje o que no aparezca.

Crisis ansiedad predispuestas situacionalmente

*Profecía autocumplida o el efecto Pigmalión: es una predicción que en sí misma es la causa de que algo suceda. Nuestro comportamiento consciente o inconscientemente está influenciado por esa predicción, por lo que nos lleva a su cumplimiento aun sin darnos cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.